Estoy encantado desde que conocí a Albahaca y a Jimena en el terreno personal. Pero como editoras de Tierra Trivium son algo excepcional. Tanto que han sido ellas las que han venido a buscarme (insólito). Y por si fuera poco me están tratando como si fuera yo un divo. Así que, muy contento por publicar con ellas mi “Versografía maldita”. Montar una editorial no es fácil. Darse a conocer es difícil. Y mantenerse es casi imposible. Ahora bien, viéndolas dar un paso tras otro y fijándome en su tenacidad y profesionalidad, lo mismo van a conseguir su sueño, que es situarse ahí y permanecer. ¡Ojalá!

Paco Gómez Escribano